El juez federal Julián Ercolini elevó hoy a juicio oral y público el caso “Hotesur”, en el que están procesados la ex presidenta Cristina Fernández y sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, por supuesto lavado de dinero y asociación ilícita.
Los presuntos ilícitos, en los que también está involucrado el detenido empresario Lázaro Báez, se habrían cometido a través de falsos alquileres de plazas hoteleras para disimular pagos de sumas millonarias a la familia Kirchner.
También van a juicio oral los procesados Romina Mercado, hija de la gobernadora Alicia Kirchner; el empresario inmobiliario Osvaldo Sanfelice; el contador Víctor Manzanares; Adrián Berni, César Andrés, Ricardo Albornos, Edith Gelves, Patricio Arandia, Emilio Martín, Jorge Bringas, Julio Mendoza, Martín Jacobs, Alejandro Ruiz y Oscar Leiva.

Dejar respuesta