Ocurrió cuando un propietario aguardaba para ingresar al barrio. Los delincuentes rompieron los vidrios del vehículo y se llevaron las pertenencias.

La camioneta marca Chevrolet de color blanco se detuvo para esperar que le levantaran la barrera de ingreso y esos segundos fueron suficientes para el violento ataque. Ocurrió el viernes 29 de julio al mediodía en Monseñor Larumbe al 3100, en la puerta del condominio Talar de Martínez.

A bordo de dos motos los ladrones llegaron al lugar y comenzaron a romper los vidrios del vehículo. Rápidamente robaron las pertenencias que había en su interior y huyeron.

Todo sucedió al lado de la garita de seguridad pero el personal no pudo intervenir porque el hecho se registró en la vía pública, donde no tienen injerencia.

Dejar respuesta