El dirigente metalúrgico Francisco Gutiérrez renunció hoy al cargo de secretario de Interior de la CGT, tras manifestar una serie de diferencias con la estrategia de la central obrera con respecto a la reforma previsional.
El alejamiento del cargo de Gutiérrez en representación de la Unión Obrera Metalúrgica (IUOM) se produjo esta mañana, durante una reunión del Consejo Directivo de la central obrera que se realizó esta mañana en Azopardo 802.
Según informaron voceros de la UOM,  Gutiérrez justificó su renuncia al cargo al señalar que “no compartía la estrategia que surgió del triunvirato para evitar la aprobación de la reforma previsional”, que el Parlamento convirtió en ley esta mañana.
Las fuentes precisaron que “en su habitual reunión semanal -se hará mañana- el secretariado nacional de la UOM definirá los pasos a seguir, lo que puede significar que el gremio metalúrgico designe a otro dirigente para ocupar el cargo o simplemente quede como organización confederada en la central obrera”.
Gutiérrez sostuvo sostuvo su oposición desde que se conocieron los proyectos de reforma laboral y previsional impulsados por el gobierno nacional, aunque acompañó las decisiones emanadas de la conducción cegetista.
El dirigente metalúrgico asumió el cargo de secretario de Interior durante el Congreso donde se eligió como conducción nacional de la CGT, al triunvirato compuesto por Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer.
Cabe consignar que Gutiérrez era duramente cuestionado por un sector interno de la central obrera que responde a Hugo y Pablo Moyano, cuando siendo intendente de Quilmes decidió municipalizar la recolección de residuos.
En el Consejo Directivo hubo otra vez notorias ausencias: los gordos Armando Cavalieri y Carlos West Ocampo, y los independientes José Luis Lingeri, Andrés Rodríguez y Gerardo Martínez.

Dejar respuesta