Se trata de Alcides Lavandeira, un empleado municipal de Berazategui, quien fue trasladado al Hospital Evita Pueblo aunque no pudo sobrevivir.

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en el barrio 12 de octubre. Según se informó, el nene, quien padece un retraso madurativo, habría tomado un arma de aire comprimido y, de manera accidental, disparó hacia su padre, quien se encontraba de espaldas.

Tras escuchar la detonación, los vecinos dieron aviso al 911 y una ambulancia llegó hasta el hogar. Pese a haber trasladado a Lavandeira hasta el Hospital Evita Pueblo, éste dejaría de existir producto de la gravedad de la herida.

Según declaraciones de la hija de la víctima, Milagros, de 19 años, ella oyó una detonación estando en el baño. Al salir, se encontró con la escena en la que su padre se encontraba tendido en la cocina. En el caso tomó intervención la Fiscalía de Menores, caratulando el hecho como “Homicidio”.

Dejar respuesta