Los vuelos de las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral que despegarían en las primeras horas de la mañana desde el aeroparque metropolitano Jorge Newbery fueron reprogramados para después de las 10, de acuerdo a una jornada de asambleas por parte de trabajadores que protestan por una recomposición salarial.

Se trata de los sindicatos aeronáuticos APA, APTA, UPSA, UALA y APLA, cuyos representantes rechazaron un incremento del 16 por ciento en paritarias, contra el 26 por ciento que reclaman.

“Tuvimos una oferta que nos pareció muy, muy insuficiente”, reveló Rubén Fernández, secretario General de UPSA, en declaraciones radiales.

Ya a las 8 de la mañana había 43 vuelos suspendidos y el hall del aeropuerto estaba abarrotado de pasajeros impacientes que exigían saber si iban a poder viajar y llegar a tiempo a destino.

Dejar respuesta