La Justicia mendocina detuvo hoy a cinco jóvenes, tres de ellos menores, acusados de darle una paliza y desfigurar a un chico de 18 años por su acento chileno. La víctima quedó internada en el hospital Central de la ciudad de Mendoza. Fue operado por fractura de mandíbula y nariz, por las patadas que recibió en la cara y la cabeza.

La golpiza ocurrió el viernes de la semana pasada, a la madrugada, en el municipio de San Carlos, a 100 kilómetros de la capital mendocina. La víctima, que es un argentino nacido en Mendoza, volvía del cumpleaños de unos amigos, invitado por su primo.

El chico reside hace 16 años en Chile con sus padres y es por eso que su modo de hablar es igual al de un ciudadano trasandino.

Dejar respuesta