Los dos acusados del crimen de la bailarina de tango María Cecilia “Tati” Caviglia, cuyo cuerpo fue encontrado calcinado dentro de una valija en Dolores en agosto de 2016, fueron condenados a 16 y 18 años de prisión. Víctor Ezequiel Blanco (30) recibió la pena más alta, mientras que a Maximiliano Báez (30) le correspondió una condena apenas dos años menor a la solicitada por el fiscal.

Durante las “últimas palabras” los acusados decidieron hablar ante el tribunal oral en lo Criminal (TOC) 10 y en ese instante ofrecieron sus disculpas a los familiares de la víctima. “Me arrepiento”, dijo Blanco, mirando fijamente a los jueces Silvia Estela Mora, Alejandro Noceti y Alejandro Martín Becerra, de espalda a los familiares y amigos de “Tati” presentes en la sala de audiencias. Luego, Báez también expresó su arrepentimiento y pidió perdón.”Pido perdón a los allegados de la señora, estoy muy arrepentido, es la primera vez que paso por ésto”, dijo el joven.

 

 

Dejar respuesta