Las comunidades terapéuticas de la zona sur del conurbano bonaerense están en estado de alerta ante la posible quita de subsidios de la Sedronar para poder continuar con sus tareas de rehabilitación de adictos. Solamente en Quilmes hay 16 comunidades, y el problema se extiende a los centros ubicados en los municipios vecinos. Alerta Provincia habló con Jeremías, el responsable de una de estas comunidades.

“Soy director de un centro de rehabilitación de adicciones, de drogas y alcohol, estamos muy complicados porque nos dijeron que la Sedronar va a cortar los pagos a las comunidades terapéuticas, y es una situación muy crítica, porque hay que pensar que los chicos que están internados para dejar de consumir sustancias también estuvieron delinquiendo, viviendo en la calle. Los chicos con los que nosotros trabajamos son los chicos más rotos del país, son los que están en situación de calle, los más vulnerables, los que duermen bajo el agua, y se están drogando con el frío del invierno y con el calor del verano, son los que están fumando paco todo el día. Lamentablemente la sociedad ve que están caminando como fantasmas por el consumo, y la realidad es que si no tenemos el subsidio de la Sedronar no tenemos cómo poder sostener el tratamiento y nuestra idea no es cerrar la comunidad. Algunos de nosotros van de changarines al Mercado Central para poder traer fruta y verdura para los chicos. Esa es la situación. Si cortan la ayuda no solamente no vamos a poder pagarles a los profesionales, que son psiquiatras, psicólogos, trabajadoras sociales, terapista ocupacional, los consejeros en dependencias químicas, sino que ya no tenemos para comprar comida.

En nuestra comunidad asistimos a 50 personas entre ambulatorio, hospital de día e internación.

El apoyo que recibimos es de parte del obispado de Quilmes. Nos contactaron con la gente de Caritas, que nos ayuda con mercadería. La ayuda no alcanza para todo el mes, gracias a Dios que la tenemos, pero hay que entender que Caritas tiene que ayudar a mucha gente más.

El problema del financiamiento con la Sedronar venía bien con los pagos , entendemos que hay que ayudar a muchas ONG, pero ya hay atraso en los pagos a muchas comunidades y en otras se cortó el pago, hay mucho miedo a hablar y quedar expuesto, sabemos que circuló un mail de la gente de la Sedronar diciendo que le iban a pedir un refuerzo de fondos a Nación porque ya no tienen más dinero, hay muchas comunidades que están en riesgo y pensando en cerrar.

No hay otra ayuda sin subsidio no se le puede pagar a los profesionales. Estamos tristes, angustiados, desesperados. Yo hace más de 10 años que no consumo, muchos años viví en una villa consumiendo paco, y gracias a haberme internado salvé mi vida. Si la comunidad cierra los chicos van a volver a la calle, van a volver a delinquir. Queremos que paguen las becas porque estamos al horno, no solamente nosotros como comunidad, es un problema de toda la Argentina.

El monto son 433 pesos por día que paga la Sedronar por paciente, con eso hacemos magia, con un paquete de arroz acá hacemos una torta de cumpleaños, estamos acostumbrados. Ya hace un mes que se cortó el pago, no vino el pago de octubre, hay una promesa de regularizar los pagos la semana próxima, son versiones, algunas dicen que va a volver todo a la normalidad, otras dicen que van a cortar el subsidio. Acá no nos regalan nada, para recibir el subsidio comprueban el trabajo que hacemos con los chicos, y recién ahí pagan el mes. Ahora estaban empezando a pagar tres meses después de comprobar nuestro trabajo. No estamos cobrando al día tampoco. Se cortó el pago del mes y se cortó la cadena, entonces hay comunidades que todavía no cobraron los pagos de agosto. Estamos desesperados, preguntamos por los pagos y nos dicen que la culpa no es de la Sedronar, es que no hay plata en el Presupuesto para repartir.

Mientras el gobierno insiste en la lucha contra el narcotráfico, vemos con preocupación este ajuste que golpea a las víctimas de una guerra que parece perdida.

Dejar respuesta