Luis Chocobar, miembro de la policía local del municipio de Avellaneda, continúa detenido en la alcaldía de Tribunales, por orden de la fiscal Susana Calleja.
El efectivo estaba caminando por La Boca el viernes pasado cuando observó como asaltaban y apuñalaban al turista norteamericano Frank Joseph Wolek.
Chocobar se identificó como policía y, según declaró después, disparó al delincuente en la zona abdominal porque éste se quiso fugar e hizo un gesto como si estuviera por sacar un arma.
El hecho se produjo en la intersección de Olavarría y Garibaldi, cerca de la zona turística de Caminito.
Caterina, su esposa hoy concurrió a los Tribunales y denunció ante los medios que a su marido “lo tienen en una celda con delincuentes comunes y le dieron un colchón todo roto para dormir”.
“Nadie me dice nada, estoy pidiendo ayuda a la embajada norteamericana y a la familia del turista para que puedan hacer algo por mi esposo”, agregó la mujer. “No entiendo por que está preso. Que intervenga la embajada, el intendente de Avellaneda. No puede estar preso”.
En tanto, el turista estadounidense continua internado en estado crítico en el hospital Argerich.
Fue operado del corazón debido a que sufrió lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, y del pulmón.
Wolek permanece alojado en la sala de terapia intensiva del hospital Argerich asistido por un respirador artificial y su pronóstico es “reservado”.

Dejar respuesta