Claudio Larraz (39) fue asesinado de un tiro en el pecho en el barrio Iapi, de Bernal Oeste,  por un sujeto de 24 años con un frondoso prontuario criminal identificado como Emanuel Caffieri. Efectivos de la Comisaría Séptima lograron detenerlo, pero apenas unas horas después el imputado logró fugarse de la dependencia y es intensamente buscado.
El crimen ocurrió en el cruce de las calles Pampa y 175 bis, supuestamente en el marco de un ajuste de cuentas por celos, puesto que la víctima estaría en una relación con la ex pareja del supuesto asesino. Según testigos, el asesino sorprendió al parrillero del barrio y le dijo “¿viste que te ibas a regalar, gil?” y le acertó dos disparos. Previamente, el imputado habría mantenido una discusión con el fallecido y lo amenazó de muerte.

La fiscal Ximena Santoro, titular de la UFIJ Nº 7 de Quilmes, tomó intervención en la causa judicial, caratulada “homicidio”. Durante las siguientes 48 horas al asesinato los detectives de la Comisaría Séptima, a cargo del subcomisario Gustavo Esquivel, se abocaron a la búsqueda del sospechoso y finalmente lograron atraparlo pasado el mediodía de este jueves en un domicilio de Avenida Mouriño entre Montevideo y De Pinedo.

El imputado quedó apresado en la dependencia policial, pero horas después –en un confuso episodio que aún no quedó aclarado- se dió a la fuga. Carlos Larraz, hermano de la víctima, contó que “llamé a la Comisaría y me confirmaron el escape. Dijeron que se sacó las esposas, le pegó a un policía y se fugó. Anoche (por el jueves) fue un desfile de policías y patrulleros buscándolo”.

ANTECEDENTES
Además indicó que el acusado “había salido de estar preso uno meses atrás por matar de un tiro en la cabeza a un chico de 16 años. Vive armado y titando tiros. Todo el barrio lo conoce y sabemos que es muy peligroso”.

Dejar respuesta