El jefe de la División Automotores de la Policía Federal Argentina (PFA) fue detenido  junto a otros dos efectivos que estaban a su cargo como acusado de defraudación contra la administración pública, lavado de activos y enriquecimiento ilícito, informaron fuentes de la fuerza.
Se trata del comisario Miguel Andrés Muñoz, del cabo Gustavo Luis Sinchicay y del auxiliar Javier Andrés Provini, todos de la misma división, quienes fueron imputados por esos delitos por el juez en lo Criminal y Correccional Federal 8, Marcelo Martínez de Giorgi, y el fiscal Carlos Stornelli.
Las fuentes señalaron que en el marco de las investigaciones se realizaron también dos allanamientos en propiedades del comisario detenido.
De acuerdo a un comunicado de prensa de la PFA, la Dirección de Investigaciones Internas del Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Carlos Manfroni, inició las actuaciones y una vez obtenidas las pruebas sobre los hechos se “dio inmediato aviso a la Justicia Federal”.
El jefe de la PFA, comisario general Néstor Roncaglia, señaló que no admitirá bajo ningún concepto “situaciones contrarias con el estado de derecho y la ética de la institución”, por lo que dispuso de manera inmediata el pase a disponibilidad y juzgamiento administrativo del personal detenido.
Asimismo, se informó que la investigación fue llevada en su totalidad por la Superintendencia de Asuntos Internos, unidad que realizó las detenciones y los allanamientos ordenados por la justicia.
El comunicado agregó que “de aquí en más, sólo resta la actuación de la Justicia Federal, quien, en definitiva, resolverá la situación de los detenidos y el devenir de la investigación judicial”.

Dejar respuesta