El juzgado de garantías Nro 9 de Lomas de Zamora autorizó nueve allanamientos contra sedes del sindicato Camioneros (dos en la provincia de Buenos Aires y siete en la ciudad de Buenos Aires), en el marco de la causa que investiga una asociación ilícita por parte de la familia Moyano en el club Independiente.

Presentes en la sede de la calle San José, en el barrio porteño de Constitución, Hugo y Pablo Moyano afirmaron: «No tenemos nada que esconder». Participan del operativo más de 150 efectivos de Gendarmería, que ingresaron al sindicato en búsqueda de documentación relacionada con la causa.

«No sabemos en búsqueda de qué, esto es producto del parazo general y de los miles de argentinos que fueron a comer, demostramos el hambre que hay, y la ministra Patricia Bullrich responde con este allanamiento circense, porque interrumpieron la atención médica de mujeres embarazadas. Es una payasada, con esto no nos van a asustar ni vamos a salir corriendo a firmar la reforma laboral», planteó Pablo Moyano.

«Si voy en cana yo, si va en cana Hugo, acá hay miles de camioneros que van a salir de defender a los trabajadores», agregó.

Los allanamientos se inscriben en la causa judicial que inició con la declaración del barrabrava Pablo «Bebote» Alvarez, que acusó a Pablo Moyano de defraudar al club de Avellaneda, que preside Hugo Moyano, a través de la reventa masiva de entradas. La principal pesquisa es la que impulsa el fiscal Sebastián Scalera, quien solicitó la detención del secretario general de Camioneros en varias oportunidades. El juez de la causa, Luis Carzoglio, rechazó el pedido de detención.

Noticia en desarrollo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here