Un delegado del sindicato de conductores de taxis y otros ocho taxistas fueron detenidos hoy a raíz de una investigación por la «mafia de los taxis» que operan en el aeropuerto internacional de Ezeiza, donde amedrentaban a aquellos que eran ajenos a esa área o bien les exigían el pago de un canon para poder operar con el transporte de pasajeros.

Fuentes judiciales informaron que tras un año de investigación a cargo del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, se detuvo a nueve personas acusadas de ser parte de una asociación ilícita y del delito de extorsión.        

La investigación comenzó en 2018 cuando taxistas denunciaron aprietes para poder trabajar trasladando a pasajeros desde y hacia el Aeropuerto de Ezeiza Ministro Pistarini.

Así el juez Villena dispuso la intervención de Prefectura Naval, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Bonaerense, para realizar tareas de inteligencia , así como es cuchas telefónicas y de seguimiento.

Incluso, por orden del juez y para comprobar las maniobras, un policía bonaerense camuflado como chofer de taxis operó simulando ser tal durante un tiempo y fue víctima de aprietes, lo que dio lugar incluso a que más testigos se presenten a declarar en la causa.  

Según las primeras averiguaciones, a los taxistas que trasladaban pasajeros desde y hacia el Aeropuerto de Ezeiza les cobraban un canon que partía desde los 300 pesos por pasajero en algunas ocasiones o más.

Tras un año de investigación, Villena dispuso la detención de estas nueve personas acusadas de ser parte de una asociación ilíctia que extorsionaba a otros taxistas, entre ellos un delegado del sindicato de conductores de taxis que conduce José Ibarra.

Los taxistas bajo la mira de los investigadores integran tanto el sindicato de conductores de taxis así como del de Peones de Taxis que conduce Jorge Omar Viviani.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here