Una organización dedicada al juego clandestino, integrada por cuatro hombres y ocho mujeres, fue desbaratada en las últimas horas tras once allanamientos llevados a cabo en las localidades de San Francisco Solano, Bernal y Quilmes, que dejaron como saldo el secuestro  de  anotaciones varias, computadoras, impresoras  tiketeras, celulares y 250 mil pesos guardados en bolsas.
La investigación y las detenciones estuvieron a cargo de personal de la Comisión de Prevención y Represión contra el Juego Ilegal compuesta por representantes del Ministerio de Seguridad y el Instituto Provincial de Loterías y Casinos.
De acuerdo a lo informado,  los demorados habían montado en casas y comercios (maxikioscos) una red  para levantar quiniela de manera clandestina que se manejaban “abiertamente y de manera impune”.
Uno de los investigadores contó que en octubre se habían pedido a la justicia estos allanamientos pero no fueron autorizados y se está tratando de resolver si alguno de los implicados tenían algún tipo de “protección”.
Entre los aprehendidos se encuentran cuatro hombres, uno de ellos de 76 años y ocho mujeres, quienes quedaron a disposición de la justicia.
En estos recientes operativos, los uniformados incautaron anotaciones varias, seis computadoras, una tablet, dos impresoras tiketeras, un scaner, un posnet, 23 celulares y 250 mil pesos en efectivo, la mayoría de ellos guardado en bolsas. Entre los aprehendidos hay cuatro hombres, uno de ellos de 76 años y ocho mujeres.
En los allanamientos participaron efectivos de la Dirección de Casos Especiales de la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial con la participación de otras dependencias policiales.
Interviene en este caso la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 4 del Departamento Judicial Quilmes que abrió una causa caratulada como “Juego clandestino”.

Dejar respuesta