El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, su secretario de Seguridad y jefe de Gabinete, Diego Kravetz, y la ministra de Educación porteña, María Soledad Acuña, fueron denunciados en las últimas horas , acusados de asociación ilícita, enriquecer su patrimonio e ingresar dinero ilícito en actividades legales.

La denuncia fue realizada por la Fundación Alameda, que encabeza Gustavo Vera, con el patrocinio del abogado Daniel Llermanos.

A los tres se los acusa de armar encuestas y auditorías falsas desde el Gobierno porteño y así “se transfirieron millones de pesos de los contribuyentes a sus propias cuentas bancarias”.

Este método de corrupción fue investigado y denunciado por un miembro de la Fundación Alameda, Lucas Manjon, con el patrocinio de Daniel Llermanos. Este miércoles a la mañana se presentó la causa judicial que recayó en el juez federal Marcelo Mártinez Di Giorgi y el fiscal Eduardo Taiano.

La misma es “por cuatro delitos de asociación ilícita, enriquecimiento ilícito, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas y lavado de activos”.

En ese aspecto, fueron denunciados, según indicó la Fundación La Alameda “a partir de descubrir que Kravetz fundó dos empresas “Signica SRL” y “Scipema SA”. La primera empresa constituida en 2012, donde Signica SRL dice tener como objetivo brindar servicios de consultoría, asesoramiento e información, tanto a personas físicas como jurídicas, para la gestión, campañas electorales o comunicacionales”.

“La consultora cuenta con una sola empleada, Susana René López, la cual ingresó formalmente a la empresa en noviembre de 2013, y quien además es empleada de la Legislatura Porteña desde febrero de 2007 hasta la actualidad”, agregó.

“Signica SRL entre el 2012 y 2014 facturó al Gobierno porteño por relevamientos e informes un total de 4.055.722 pesos. Los dos últimos contratos fueron aprobados por el entonces titular de la cartera de Hacienda y actual intendente de Lanús Grindetti e implicaron un valor de 1.8868.322 pesos, y fueron pagados pocos días antes de finalizar las funciones de Mauricio Macri como jefe de Gobierno porteño”, se indicó en la denuncia.

Además, se agregó: “La contratación se dividió en dos partes para no tener que pasar por los controles establecidos por el mismo Gobierno de la Ciudad: una primera contratación por 895.966 pesos (Resolución 1529/15) por un Estudio de Satisfacción de Contribuyentes sobre los servicios brindados por el Ministerio de Hacienda y monitoreo sobre destino de la recaudación tributaria”.

La segunda contratación bajo la (Resolución 1624/15) por 972.356 pesos para generar “Estudios de Percepción y Responsabilidad Tributaria, de satisfacción de proveedores del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de imagen del Ministerio de Hacienda y monitoreo sobre destino de la recaudación tributaria”.

Otra de las particularidades en estas contrataciones es que para brindar esos “servicios” pujaron dos empresas más: “Trespuntozero” y “Fundación Tercer Milenium”. La empresa “Trespuntozero” registra el mismo número de teléfono que registra la empresa de Kravetz, Signidica SRL.

Para la Alameda, “una empresa con un solo empleado pueda realizar una consultoría para el Gobierno porteño es motivo de investigación judicial sumado a que las empresas que ‘compiten’ entre sí comparten el mismo número de teléfono”.

MINISTRA MILLONARIA DOCENTES EMPOBRECIDOS

“En 2011, Kravetz mantenía una relación personal con la entonces Subsecretaria de Promoción Social porteña y actual ministra de Educación, María Soledad Acuña. Mientras a los docentes le niega un salario digno, Acuña incrementó de manera exponencial su patrimonio, alcanzando un 368 por ciento nominal del año 2016 al año 2017”, precisó La Alameda en su denuncia.

Ministra de Educación porteña, María Soledad Acuña

Desde la Alameda se accedió al Registro de la Propiedad Inmueble (dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación) y resulta la ministra y el secretario de Seguridad de Lanús en el 2016 accedieron a una propiedad en la calle Cabello 3329 “UF: 33”, barrio de Recoleta, de la Ciudad de Buenos Aires.

“Acuña cobra del Gobierno porteño hace una década. En la declaración jurada presentada en el 2016, la ministra declara un salario anual neto de 496.023. Registra una propiedad en el barrio de Nuñez, del cual es propietaria en un 50 por ciento y el cual fue adquirido por 244.125 pesos. En la misma declaración jurada del año 2016, refiere tenencias de dinero en efectivo por 125.000 pesos y 3.500 dólares estadounidenses”, precisaron.

Otro de los puntos que figura en la denuncia es que “en el 2017 la ministra dejó asentado en su declaración jurada que su salario anual neto de 638.836 pesos. Ya no declara la propiedad de la cual era propietaria del 50 por ciento en el barrio porteño de Núñez, siendo el mismo enajenado en dólares en 2017. Pero sí declara la titularidad del 50 por ciento un departamento de 195 metros cuadrados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que fue adquirido en 2016 a través de ingresos propios y un crédito”.

Según el informe del Registro de la Propiedad de Inmueble, esta propiedad sería la adquirida en conjunto con Diego Kravetz. La valuación del inmueble es declarado en 955.411 pesos y adquirido por la actual ministra en 2.850.000 pesos.

“También en la declaración jurada se puede apreciar dos inmuebles más: una cochera de 8 metros cuadrados adquirida en 2016, de la cual la ministra es la titular del 50 por ciento y que sobre la misma, declara una valuación de 8.579 pesos”, se indicó.

Además, figura en la causa que hay “un terreno adquirido en 2017 en la Provincia de Buenos Aires con una extensión de 902 metros cuadrados, con un valor de adquisición declarado en 813.020 pesos”.

“Asimismo, Acuña es titular de tres cajas de ahorro en pesos y dólares. Las cuentas bancarias en pesos alcanzan los 107.684 y una en dólares por un total de 14.385”, añadió La Alameda.

En ese sentido, completó: “La ministra de Educación registra un crédito hipotecario en pesos para la adquisición de sus inmuebles. Según el registro crediticio de septiembre de 2016 poseía deudas con el Banco Santander Río y el Banco de la Ciudad de Buenos Aires por 213.400 pesos. Solo alcanza un pico de endeudamiento con las entidades financieras en diciembre de 2017 con 244.000 pesos”.

Dejar respuesta