(Gentileza Matanza Digital)

La madre de una de las chicas baleadas en la puerta de Pinar de Rocha el pasado domingo habló con MD y aclaró que “no fue un ajuste de cuentas, mi hija es profesora de patín y le arruinaron la vida. Somos gente de trabajo”.

La víctima se llama Abril Sosa Zonino, tiene 19 años y está internada desde el momento del incidente. Estaba en la puerta del boliche cuando se produjo la agresión desde un auto blanco y recibió tres balazos, según cuenta su madre, Gabriela Zonino.

(Foto: Whatsapp)

“Está internada y está por perder los dedos del pie. Una bala le rozó un gluteo, otro le dió en el muslo y tiene 25 puntos de sutura, y el otro lo recibió en el pie”, relató Zonino en diálogo con MD.

Zonino agregó que despues de la agresión “la metieron adentro de Pinar, la atendieron los médicos de ahí y la sacaron adentro de una ambulancia. Los amigos estaban preocupados, le decían que ya la habían retirado y la tuvieron como una hora adentro del boliche”.

La familia de Abril desmiente la información que trascendió en los medios de que se habría tropezado con pirotecnia y eso le produjo la herida, pero aclararon que no fue así y tiene los dedos del pie comprometidos.

“La mandaron al Hospital Municipal de Morón y la dejaron tirada en una camilla. Nosotros la tuve que sacar de ahí en un auto y llevarla a una clínica de la obra social”, señaló Gabriela Zonino.

Según relata Zonino, los agresores habían al boliche más temprano y no los dejaron pasar. Regresaron a las horas y desataron la balacera.

Dejar respuesta