El juez de Avellaneda Luis Carzoglio decidió rechazar el pedido de detención que pesaba sobre Pablo Moyano. La solicitud había sido requerida por el fiscal de Lomas de Zamora Sebastián Scalera, quien lo consideró como “jefe” de una asociación ilícita con negocios vinculados al club Independiente.

Moyano fue acusado por el fiscal por varios negocios que habría llevado a cabo en la institución de Avellaneda, desde la venta de jugadores a reventa de entradas o bien el apriete a jugadores y cuerpo técnico a través de la barra brava de Independiente.

El magistrado explicó en su resolución que “no puede involucrarse” al dirigente gremial “en asociación alguna de individuos para cometer delitos y menos en carácter de Jefe”. A la vez, Carzoglio señaló que “las presuntas acciones y conductas de Moyano de ningún modo, y por el momento, pueden considerarse abarcadas” en los delitos que “se le pretenden endilgar”.

Por otra parte, el juez resaltó que las escuchas telefónicas en las que se basaba la investigación “obedecen a los años 2014, 2015 y 2016, con bastante antelación al inicio de la presente causa”. Además, explicó que la intervención de estos aparatos, así como también de computadoras y otros dispositivos electrónicos, “no se ha cumplimentado con las notificaciones a los defensores particulares correspondientes”. De esta manera, Carzoglio rechazó todas las detenciones y allanamientos solicitados por el fiscal de Lomas de Zamora Sebastián Scalera contra Pablo Moyano y otros involucrados en la causa.

Por lo pronto, el magistrado brindará una conferencia de prensa a las 20 luego de haber denunciado amenazas de muerte. En ese contexto, el propio Pablo Moyano difundió un breve comunicado en donde expresó su “más enérgico repudio a las amenazas sufridas por el juez Carzoglio y su familia”.

Desde Singapur, donde el camionero se encuentra participando del 44º Congreso de la International Transport Federation (ITF), el propio Moyano sostuvo que se encuentra “totalmente a disposición de la Justicia” al tiempo que volvió apuntar contra “las inocultables maniobras de los servicios de inteligencia orquestados por el Gobierno Nacional”.

Dejar respuesta