Un niño de 7 años fue herido de un balazo en la mano por un vecino que efectuó al menos tres disparos contra un grupo de chicos al parecer molesto porque se les había caído una pelota en un terreno lindero al suyo, en la ciudad de San Pedro.
El fiscal de Baradero a cargo de la causa, Hernán Granda, explicó que el episodio ocurrió el lunes último a la tarde en las calles Mateo Sbert y Nieto de Torres, de San Pedro, cuando un grupo de chicos jugaba a la pelota frente a la casa del anciano.
Al parecer molesto porque la pelota cayó a un terreno baldío lindero al suyo, el hombre extrajo un arma de fuego y disparó hacia el grupo de chicos.
Como consecuencia de los disparos, que fueron al menos tres, un niño de 7 años recibió un tiro en la mano derecha, por lo que fue trasladado rápidamente al hospital local, donde fue operado y permanece aún internado, aunque fuera de peligro.
Según el fiscal, tras el hecho solicitó la detención del agresor al juez de Garantías de San Nicolás Orlando Prati, por el delito de tentativa de homicidio agravado, aunque éste lo rechazó por falta de pruebas.
Por otra parte la madre del niño pidió la detención del anciano, que quedó en libertad tras el hecho, y aseguró que “le tiró a matar” a su hijo.
Desde la puerta del centro asistencial local en el que permanece internado su hijo, la mujer pidió Justicia por el niño.
“Lo que pido es que este hombre esté preso y justicia por mi hijo, porque si él no se corría, este hombre lo mataba”, dijo la madre.
Además, comentó que “primero el hombre les largó los perros” a los chicos, que luego disparó “un tiro hacia arriba, se escondió detrás de un árbol” y luego apuntó hacia la hermana del chico herido, a quien la bala le pasó cerca de la cabeza, para luego tirar hacia el nene.

Dejar respuesta