Desde el día de ayer, los trabajadores médicos del hospital comenzaron a recibir telegramas de despidos y se han contabilizado cerca de 80.

Según denunciaron los trabajadores, en lo que va del año se han perdido más de 300 puestos de trabajo entre personal médico, auxiliares y administrativos.

Además, Christian Kreutzer, Jefe de Cirugía Cardiovascular Infantil del hospital,  presentó su renuncia  en solidaridad con los despidos, al igual que todo su equipo.

En enero fueron despedidas 120 personas, entre ellas una gran cantidad de enfermeras especializadas que se opusieron a una directiva de la dirección del Hospital de extender la jornada laboral a 10 horas. En aquel momento denunciaron el despidos de delegados gremiales y de trabajadoras embarazadas.

Médicos y residentes, junto a los despedidos de principio de año, realizaron una masiva protesta en las puertas del Hospital.

También participaron vecinos del Barrio Carlos Gardel y pacientes, que se acercaron a expresar su solidaridad. “Ustedes nos salvaron la vida, nacimos en este Hospital. Vamos a apoyar todas las medidas que decidan”, fueron las palabras de uno de los jóvenes que tomó la palabra.

Dejar respuesta