La Fiscalía de Instrucción en los Criminal y Correccional 6 del Poder Judicial de Morón imputó al intendente local Ramiro Tagliaferro por “abuso de poder e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. El concejal del Frente de Todos, Diego Spina, había denunciado al jefe comunal macrista “por la entrega de prebendas a cambio de votos al repartir chapas, tirantes, colchones y bolsas de alimentos con una etiqueta que lleva su nombre” y pidió que “se investigue el uso de recursos humanos y materiales de la administración municipal para fines políticos personales del intendente, en clara violación a lo que establece la ley”. Tagliaferro intentó justificar el reparto con fines electorales en que se produjo “una inusual situación de congestionamiento de mercaderías arribadas al territorio argentino” con “destino incierto”.L

La fiscal María Silvana Beatriz Bonini dio curso a la denuncia e imputó formalmente al intendente de Morón. Los camiones municipales habían sido filmados y fotografiados cargados de colchones para ser repartidos en uno de los barrios más pobres del municipio con fines electorales y el adhesivo de “Gestión Ramiro Tagliaferro”. Lo mismo que las chapas de zing, tirantes y bolsones de comida que salían de los galpones municipales con el sello de su nombre. “Sería bueno que Tagliaferro se ocupe de los problemas de los vecinos y vecinas de Morón en lugar de abusarse de las necesidades de los que menos tienen con estas prácticas clientelares”, habían denunciado desde el Frente de Todos antes de presentar la denuncia en los tribunales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here