Luego de una denuncia por abuso sexual, las autoridades del Colegio Monseñor Solari decidieron separar de su cargo al acusado, identificado como el padre Guillermo. La denuncia fue radicada en la UFI 4 del Departamento Judicial Morón. Una nena de 4 años que asiste al colegio religioso le señaló con insistencia a su madre sus partes íntimas, y luego apuntó al sacerdote. Los padres de los alumnos se presentaron en la escuela, y ante el encendido reclamo, el director del establecimiento les informó que el acusado había sido separado del cargo.

Dejar respuesta