El cuerpo de Patricio Edgar Vitale fue hallado sobre su cama en su domicilio en Quilmes, con una bolsa de residuo en la cabeza con una manguera conectada a nitrógeno. Las primeras sospechas recaen en un suicidio, pero también dejaron entrever la denuncia que el hombre había realizado contra un dirigente de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) local.

El cuerpo del hombre fue hallado por su hijo, quien dormía en la habitación de al lado en el domicilio ubicado en la calle Lavalleja, entre Urquiza y Vélez Sarsfield, en la zona de Quilmes oeste.

Se sospecha que fue un suicido debido a que había dejado una carta, de la cual no trascendió su contenido.

Vitale había denunciado, en declaraciones a la prensa, al dirigente de la UOM local Juan Carlos Chumen, ex cuñado suyo, por malversación de fondos, entre otro delitos.

Dejar respuesta