La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, presentó hoy su renuncia que tendrá efectos partir del 31 de diciembre, en el marco de la causa en la cual está procesada por presuntas irregularidades en la compra de un edifcio del organismo.

“A esta altura de los acontecimientos estoy persuadida de que mi permanencia en el cargo redunda en decisiones que afectarán de manera sustancial la autonomía del ministerio Público Fiscal”, escribió la funcionaria.

En este sentido, Gils Carbó presenta su renuncia “con la esperanza de que esta decisión disuada de reformas que rompan el equilibrio que debe regir el sistema de la Justicia”.

Dejar respuesta