Olas de calor, sensaciones térmicas que superan los 40 grados en varios puntos del país y un alerta rojo en Mendoza, uno naranja en la Ciudad de Buenos Aires y 15 amarillas en distintas localidades del sistema que mide el impacto de las temperaturas en la salud es el panorama con el que se despide enero, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
“La ola de calor se define por tres días de persistencia de temperaturas mínimas y máximas que superan una estadística. En este momento tenemos ola de calor en las localidades mendocinas de San Martín y Malargüe”, explicó  el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Los meteorológos describieron que “si el pronóstico de hoy se cumple, probablemente se determinará también mañana ola de calor para La Plata y Formosa” e indicaron que la Ciudad de Buenos Aires tuvo ayer una temperatura máxima de 31,7, un grado inferior a la que requiere la estadística por lo que “no se puede hablar hoy de esa condición”.
“Casi todo el centro y norte de Argentina está teniendo temperaturas mínimas muy elevadas, es decir, tenemos mañanas muy calurosas desde hace cinco y seis días, pero después las máximas no superan las fijadas para definir las olas”, sostuvieron los especialistas.
Ayer, la sensación térmica superó los 40 grados en San Juan y los 38 en San Rafael (Mendoza); en la Ciudad de Buenos Aires llegó por la tarde a los 37,1,
Para hoy el panorama es más caluroso: ya a las 11 de la mañana -cuando todavía falta llegar a la temperatura máxima del día- la sensación térmica pasaba el piso de los 40 grados en cinco localidades: Campo de Mayo (Buenos Aires) con 43.6; Morón (Buenos Aires) con 41.4; Sauce Viejo (Santa Fe) con 41.1 ºC; Dolores (Buenos Aires) con 40.3 y Sunchales (Santa Fe) con 40.5.
Fernández explicó que “si bien la sensación térmica depende de una serie de factores como la humedad y el viento, todo hace pensar que se registrarán térmicas superiores a 40 en más ciudades”.
El SMN elaboró junto al entonces Ministerio de Salud, un Sistema de Alerta Temprana por Olas de Calor y Salud (SAT-OCS), que es una escala que tiene en cuenta, además de la temperatura, otros factores para establecer distintos niveles de peligrosidad para la salud.
En ese sistema, el SMN califica hoy en rojo a la localidad mendocina de San Martín, lo que implica un efecto “alto-extremo”, de gran peligrosidad para todas las personas, y naranja para la Ciudad de Buenos Aires, que implica que las altas temperaturas pueden ser muy peligrosas para, sobre todo, los grupos de riesgo: bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y enfermos crónicos.
Además, estableció un nivel amarillo para quince localidades: San Rafael y Mendoza (en Mendoza); la ciudad de Formosa capital; las ciudades misioneras de Posadas y Puerto Iguazú, la puntana de Villa Reynolds, Gualeguaychú (Entre Ríos) y las bonaerenses de Junín, 9 de Julio, Bolívar, Pehuajó, Tandíl, Punta Indio, La Plata y Ezeiza.
“El calor va a continuar hasta miércoles inclusive y, si bien el descenso fuerte de temperatura para la mayor parte del país se espera para el fin de semana, después de que llueva e ingrese viento del sur, el jueves comenzará a disminuir en varios puntos del país”, concluyó Fernández.

Dejar respuesta