Una mujer fue detenida junto con una expareja acusada de intentar asesinar a su marido, con el que se había casado hacía 20 días, y simular un suicidio con el fin de heredar sus bienes, en el partido bonaerense de Quilmes, informaron este miércoles fuentes judiciales y policiales.

El hecho, que comenzó a esclarecerse en las últimas horas, se registró el 6 de marzo pasado, cuando Leonor Báez (50) salió corriendo a la calle a pedir auxilio ya que había encontrado a su flamante marido, Héctor Eduardo Ramírez (44), colgado de una viga en una de sus gomerías, situada en Mosconi y calle 853, de San Francisco Solano, partido de Quilmes.

Según testigos, Báez dijo que su esposo se había suicidado y, en medio de una crisis nerviosa, solicitó auxilio a sus vecinos, que llamaron al 911.

El hombre fue bajado de la viga por la policía de la comisaría 4ta de Quilmes que llegó al lugar y trasladado en un ambulancia al hospital de Quilmes.

Al llegar al centro asistencial, Báez supo del estado de su marido y dio indicaciones precisas a las enfermeras para que no dejaran ingresar a nadie a su habitación.

El hecho comenzó a ser investigado por la Policía y por el fiscal de Quilmes Ariel Rivas, quien ordenó diversas diligencias y la obtención de testimonios de vecinos del gomero, al tiempo que tomó declaración a la mujer, quien dijo que Ramírez se había colgado tras una discusión que habían mantenido esa mañana.

Durante la pesquisa surgió que, tras un breve romance de un mes, la pareja se había casado el 15 de febrero pasado y que el día del supuesto suicidio Báez había estado en la gomería junto con otro hombre, que fue identificado como una expareja, dijeron los voceros.

Las dudas de que Ramírez hubiera intentado suicidarse se acrecentaron con el correr de la investigación y se disiparon cuando, cinco días después del hecho, volvió en sí y denunció que su esposa y su expareja habían intentado matarlo, añadieron los informantes.

Báez y su expareja fueron detenidos en dos allanamientos realizados por la Policía y quedaron acusados de tentativa de homicidio, en el caso de ella agravada por el vínculo.

Esta mañana, la hermana de Ramírez, Graciela, contó que «su hermano vivió un calvario porque la mujer que lo enamoró en poco tiempo se casó con él para asesinarlo y quedarse con sus bienes».

«Mi hermano estuvo cinco días casi muerto, pero una tarde abrió los ojos y contó que su mujer lo quiso matar. Ella nunca se imaginó que iba a ir presa por asesina», agregó.

Siempre según Graciela, Báez golpeaba a su hermano y luego denunciaba que él la había atacado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here