Al menos 11 uniformados que prestan servicio en Hurlingham fueron detenidos luego de la muerte de un recluso que estaba alojado en la Comisaría Segunda de esa localidad.

Según se supo, el deceso de quien fuera identificado como Gustavo Daniel Di Salvo (27) fue el detonante para que Asuntos Internos preste intervención. En tanto, hay cinco efectivos del Comando de Patrullas aprehendidos y seis de la seccional segunda.

Di Salvo había sido demorado tras un llamado al 911. En ese mensaje, vecinos daban cuenta de que se encontraba en estado de ebriedad provocando disturbios. Una vez en la comisaría, la situación no está esclarecida y los hechos posteriores desde su ingreso hasta que se conoció su deceso son materia de investigación.

Una de las versiones apunta a que el detenido “habría sido atacado a golpes por los policías y que luego de vomitar y descompensarse murió en una celda”, contó un vocero del caso a este medio.

Vale consignar que la causa penal está caratulada como “averiguación de causales de muerte”.

Por último fuentes vinculadas a la investigación hicieron saber que “las próximas actuaciones no serán llevadas a cabo por la Policía Bonaerense ya que al haber agentes de esa fuerza sindicados como presuntos partícipes será otra fuerza la que intervenga como auxiliar de la justicia”.

Dejar respuesta