Una anciana de 81 años que apareció golpeada en su casa de la localidad bonaerense de Villa Tesei, partido de Hurlingham, falleció en una clínica privada tras dos días de agonía y por le caso aún no hay ningún sospechoso detenido, informaron hoy fuentes policiales.
Si bien trascendió hoy, el hecho ocurrió el jueves y la víctima, identificada por la policía como Amelia González (81), falleció en la clínica Sagrado Corazón de Hurlingham.
Según las fuentes, González fue hallada inconsciente cuando una ex pareja encontró abierta la puerta de la casa de la víctima, en la calle Rolland 1566, de la mencionada localidad del oeste del conurbano.
El testigo contó que al llegar a la habitación, encontró a González tirada en el piso, golpeada y en un estado de semiinconsciencia.
El hombre llamó a la policía y a una ambulancia, que trasladó a la víctima a la clínica Sagrado Corazón.
Según las fuentes, cuando el hombre llegó a la casa la puerta estaba semiabierta y no estaba forzada, mientras que los distintos ambientes se encontraban revueltos y con un gran desorden, por lo que se cree que la víctima pudo haber sido golpeada durante un robo.
La policía averiguó que la anciana alquilaba esa vivienda donde vivía sola y que no le abría la puerta a nadie salvo que fuera alguien conocido.
Tras 48 horas de agonía, González falleció alrededor de las 15 del sábado último en la clínica privada donde estaba internada “como consecuencia de los múltiples golpes que había recibido”, según confió una fuente judicial.
El caso es investigado por el fiscal Fernando Capello, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del departamento judicial de Morón.

Dejar respuesta