Otro detenido murió hoy a raíz del incendio ocurrido el pasado 15 de noviembre en la comisaría de la localidad bonaerense de Transradio, partido de Esteban Echeverría, por lo que ya suman nueve las víctimas fatales, informó la Comisión Provincial por la Memoria (CPM).
Se trata de Carlos Ariel Corvera (25), quien estaba detenido por intentar robar una cortadora de césped y que tras el incendio en la comisaría fue trasladado al hospital de Ezeiza, donde falleció esta mañana luego de permanecer internado 12 días en estado crítico.
Corvera había ingresado en julio a otra comisaría y luego fue trasladado a la seccional de Transradio a la espera de su excarcelación, la cual le fue concedida la semana pasada por el Tribunal Oral en lo Criminal 10 de Lomas de Zamora, mientras estaba en gravísimo estado.
Otra novedad que se produjo en la investigación por la mayor tragedia en comisarías bonaerenses es que el juez de Garantías 2 de Esteban Echeverría, Javier Maffucci Moore, aceptó a los familiares de los detenidos fallecidos como particulares damnificados y serán patrocinados por la CPM.
A raíz del incendio, la semana pasada murieron Juan Carlos Fernández (31) y Walter Gabriel “Choco” Barrios (21), quienes estaban internados en el hospital Narciso López de Lanús y Gandulfo de Lomas de Zamora, respectivamente.
Previamente, habían fallecido Miguel Ángel Sánchez (31), preso en la seccional porque había violado un arresto domiciliario que cumplía en una causa por robo; Elías Soto (20), procesado por “robo calificado por el uso de armas y tenencia de arma de guerra”; Jeremías Rodríguez Aaron, alias “Jere”, quien estaba detenido por una causa por robo agravado; Eduardo Rogelio Ocampo (59), preso por un “homicidio agravado”; Jorge Luis Ramírez (30), quien tenía una causa por “estafa”, y Juan Bautista Lavarda (59), quien tenía un pedido de captura.
El hecho ocurrió alrededor de las 3.30 del jueves 15 de noviembre en la comisaría 3ra. de Esteban Echeverría, situada en Camino de Cintura 6080, en momentos en que había un total de 27 detenidos distribuidos en tres calabozos.
Según fuentes policiales y judiciales, el imaginaria observó en el calabozo número 1, donde estaban alojados 12 internos, que dos presos estaban limando los barrotes de la reja para intentar una fuga.
El policía avisó a sus superiores, que solicitaron apoyo, por lo que llegaron diez móviles y se montó un operativo para prevenir y evitar cualquier fuga de la seccional.
Según los voceros, si bien las autoridades trataron de entablar un diálogo con ellos, los internos, molestos tras ser descubiertos, colocaron colchones y frazadas contra la puerta de ingreso y las rejas del calabozo y a las 3.50 les prendieron fuego.
Siempre según las fuentes, dentro del calabozo además se originó una pelea entre los que pretendían iniciar el incendio y los que no, en tanto las llamas tomaban fuerza y, pese a la acción de los bomberos voluntarios del destacamento “9 de Abril”, situado en el inmueble lindero a la comisaría, el fuego y el humo se propagaron por todos los calabozos.
El fiscal Fernando Semisa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 especializada en Violencia Institucional de Esteban Echeverría, caratuló la causa en forma provisoria como “incendio seguido de muerte” y ordenó una serie de peritajes.

Dejar respuesta